Efectos de las gaseosas en nuestra salud

Efectos de las gaseosas en nuestra salud

Las gaseosas son una de las principales fuentes de hidratación de la población, aunque cada vez hay una asociación mayor entre el aumento de peso y el consumo de estas bebidas debido al alto contenido de azúcar que poseen. No obstante, las gaseosas light tampoco se presentan como una opción saludable.

El consumo excesivo y prolongado de bebidas gaseosas tiene un impacto negativo en nuestro cuerpo y puede causar graves problemas de salud a largo plazo:

• Estas bebidas son adictivas y tienen grandes cantidades de azúcar refinada (sucrosa y jarabe de maíz de alta fructuosa). La fructuosa interfiere en los niveles en sangre de hormonas como la insulina, la leptina (hormona que inhibe el apetito) y la grelina (hormona que estimula el hambre). Esto se relaciona con el aumento de peso y la probabilidad de desarrollar obesidad, hígado graso y diabetes tipo 2.

• El ácido fosfórico que contienen las bebidas de sabor cola, impide la correcta absorción del calcio e incrementan las posibilidades de osteoporosis.

• El alto contenido de azúcar y el ácido fosfórico disuelven el esmalte dental y aumentan el riesgo de sufrir caries.

• Los efectos estimulantes de la cafeína sobre el sistema nervioso central provocan insomnio, ansiedad y nerviosismo.

• Los aditivos que dan el color característico a las gaseosas causan diferentes alteraciones como alergias e hiperactividad.

• Efecto negativo en el proceso digestivo, ya que estas bebidas pueden aumentar la acidificación de los jugos gástricos y provocar reflujo gastroesofágico y acidez.

Riesgos de consumir gaseosas light

Las gaseosas light parecen una alternativa saludable cuando no quieres dejar la dieta de lado porque no aportan valor nutricional. Sin embargo, el consumo excesivo puede confundir al organismo y perjudicar tu dieta. La composición de estas bebidas interfiere en el descenso de peso y afecta tu salud de la siguiente manera:

• La gran cantidad de sodio que contienen favorece la retención de líquidos.

• Se cree que el aspartamo que se encuentra en estas bebidas, puede provocar dolores de cabeza y migrañas.

• El páncreas genera una mayor producción de insulina que facilita la asimilación de los alimentos ingeridos.

• Al parecer, el consumo excesivo podría incrementar el riesgo de sufrir un accidente vascular, como un derrame o un ataque al corazón.

Por más deliciosas que puedan resultar las bebidas gaseosas te recomiendo que moderes el consumo y optes por el agua. Hidratarte con agua calma tu sed, beneficia a tu organismo y contribuye al descenso de peso. Si no te gusta el agua sola, puedes ver en el artículo “Formas de tomar agua” varias opciones para probar y preparar.

Lic. Loreley Baravalle
Directora de Córdoba Nutrición
MP: 2610 – Nutricionista

Compartí

Comments are closed.

¡Reservar turno!
Consultorio Online
Hola👋. ¿Deseas comenzar tu tratamiento online?